Mito: El Gato Negro

mito gato negro - Mito: El Gato Negro

Romper un espejo, pasar por debajo de una escalera, derramar la sal y cruzarse con un gato negro son algunos de los momentos que más temen los supersticiosos. Pero; ¿Sabes de dónde proviene el mito del gato negro? A continuación, te mostraremos todo lo relacionado con esta popular leyenda.

Historia del mito del gato negro

El sentimiento de aversión contra los gatos negros tiene una larga historia. Desde la tradición celta se creía que los gatos de cualquier tipo, eran los mejores compañeros de las catalogadas como brujas.

Sin embargo, esta negativa imagen no estaba en otras culturas, por ejemplo, el gato negro egipcio era una figura divina, ya que lo consideraban como un enviado de los dioses. Antiguamente, en Escocia e Inglaterra, cuando las parejas celebraban nupcias, encontrarse con un gato negro en la puerta de casa simbolizaba un matrimonio feliz y próspero.

Pero la presencia de los gatos negros vuelve a convertirse en una superstición negativa con el devenir de la Edad Media. En esta época, reaparece la creencia celta de que los gatos negros son muy cercanos a las brujas.

La iglesia fomentó esta idea, por lo que las personas temían hasta la mirada de estos felinos, ya que podría hechizarles. La tenencia de un gato negro era motivo suficiente para quemar a alguien en la hoguera.

Por otra parte, la quema de los gatos de color negro era una de las principales actividades en las noches de San Juan. Creencia que se continua con la conocida cacería de las brujas de Salem, donde se creía que estas se transformaban en gatos negros.

El mito del gato negro en la actualidad

La creencia de los gatos negros como oscuros y demoníacos duró bastante tiempo en la cultura de la humanidad. Por ello, todavía en la actualidad los gatos negros siguen siendo rechazados por las personas más supersticiosas.

Cuando una idea trasciende por mucho tiempo, generación tras generación, resulta muy difícil eliminarla del imaginario popular. Se trata de un pensamiento que está sumamente arraigado en la sociedad actual.

En una camada de gatitos, los negros siempre son los menos escogidos. En los refugios de mascotas ocurre de igual forma. Al parecer este mito se ha mantenido inmóvil en el atrasado subconsciente de nuestra sociedad.

Solo algunas personas adoptan estas mascotas, porque gustan de estos gatos o como muestra de solidaridad porque saben que son rechazados.

Conclusión

Un gato negro es solo eso, no da suerte ninguna, ni buena, ni mala. Es una mascota como cualquier otra que necesita de cuidado y protección.

Puedes darle a tu gato, sea negro o no lo sea, Chuches para Gatos o comprarle Juguetes para gatos y Accesorios para Gatos al mejor precio.

Otro argumento que podría desmontar este mito para los que más creen en él, es la existencia de negocios varios que tienen como nombre ‘’Gato Negro’’.

Desde el primer cabaret parisino que tomó este nombre en 1881, se han creado otros negocios que tienen mucho éxito en otras ciudades como Buenos Aires en Argentina, Nantes en Francia, Corfu en Nueva York, Estados Unidos.

Otras razones para no creer en la mala suerte de los gatos negros.

3 Comentarios

  1. Avatar for barakaldotiendaorder help

    In my opinion, it is all a lie, that, if the black cat crosses your way, you will get a failure. Though, many people, including me, believe in this myth.

    Responder
  2. Avatar for barakaldotiendacat

    is true a black cat is only a black cat

    Responder
    1. Avatar for barakaldotiendabarakaldotienda (Autor del artículo)

      🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close